Las 3 razones que explican la suba del dólar y por qué los analistas aún no están en "modo alerta"

ECONOMIA 27 de diciembre de 2018 Por
La divisa cerró a $39,48 en la city porteña, un 1,15% arriba luego del feriado largo. La incertidumbre externa pesa más que factores estacionales pero el tipo de cambio aún se mantiene cerca del piso de la banda cambiaria
desecho-dolar

OPINION-SALTA.- Sobre fin de año, los fondos inversores tienden a desarmar posiciones en activos argentinos para evitar declararlos en sus cierres oficiales

En la primera rueda oficial después del feriado de Navidad, y luego de dos jornadas difíciles para los mercados globales, el dólar se despegó un poco del piso de la zona de no intervención. Al cierre oficial, el promedio del Banco Central indicaba un tipo de cambio de $39,48 en las pizarras del microcentro porteño.

Se trata de un salto moderado de 50 centavos (1,15%), pero que llama la atención luego de una semana como la anterior en la que los ojos del mercado se enfocaron en el testarudo crecimiento del riesgo país mientras que el dólar mantenía una tendencia estable o la baja al cierre de las cinco ruedas.

Factores estacionales, incertidumbre externa que afecta a emergentes y un poco de "efecto contagio" son las influencias que marcan el dólar en el comienzo de esta semana corta.

Los analistas consideraron incompatible una suba sostenida en el riesgo país con un dólar consistentemente a la baja como ocurrió durante la semana pasada

"Con un riesgo país creciendo como venía la semana pasada, lo raro hubiera sido que el dólar continuara bajando como en los últimos días de operación", explica Christian Buteler, analista financiero. En ese sentido, el crecimiento del dólar este miércoles responde a las variables alineándose luego de un retraso.

Otra dinámica de mercado que influyó en la fluctuación del tipo de cambio responde a los movimientos de los grandes jugadores externos como destaca Guido Lorenzo, economista jefe de la consultora LCG. "Puntualmente se ve un poco de 'efecto contagio' en el riesgo país, pero principalmente para estas fechas se empieza a ver una presión sobre el dólar por el cierre de posiciones de muchos fondos extranjeros que no quieren estar demasiados cargados en activos emergentes", señala Lorenzo.

Banco Central. Durante diciembre, la política monetaria secó la plaza de los pesos que normalmente presionan al tipo de cambio (DyN)

Banco Central. Durante diciembre, la política monetaria secó la plaza de los pesos que normalmente presionan al tipo de cambio (DyN)

Ese desarme, aseguran los analistas, se debe tanto a la incertidumbre generada en los mercados externos por los conflictos internos entre el gobierno de Donald Trump y el comité de política monetaria de la Fed luego de la decisión de subir las tasas de referencia en Estados Unidos. Las declaraciones de Trump en contra de Jerome Powell, presidente de la Fed, y los llamados a bancos por parte de Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, fueron los eventos destacados en lo que terminó siendo la peor rueda de vísperas de Navidad en el último tiempo.

 También pesaron factores más típicos en el desarme de carteras. "Es un mes en el que estacionalmente hay una mayor demanda de pesos, con lo cual estamos acostumbrados a ver coletazos", comenta Amilcar Collante, economista y miembro de CESUR (Centro de Estudios Económicos del Sur). Sin embargo, este diciembre fue la excepción, principalmente por la estrategia cambiaria del Banco Central.

Los analistas consultados por Infobae consideran que el cambio en el tipo de cambio no es alarmante. "La evolución este mes venía tranquila, en parte porque la política monetaria secó de pesos la plaza", considera Buteler. En esa línea, se destaca el hecho que el tipo de cambio aún se mantiene muy cercano al piso de la zona de no intervención.

 "La política monetaria viene funcionando de manera exitosa, el programa es bastante claro y se cumplió sin altibajos", sostiene Collante. Para el analista, "Sandleris pudo dar una mayor certeza en el tipo de cambio, sacando algún golpe externo, no hay razón de alarma porque todavía no estamos ni en la mitad de la banda cambiaria".

Fuente: infobae.com