Con críticas al Gobierno, se relanzó el polo progresista que apuesta a saltar la “grieta”

POLÍTICA 01 de noviembre de 2018 Por
Fue en un acto por los 35 años de la vuelta de la democracia.
WamuLkiaI_930x525__1

Con fuertes críticas al gobierno de Cambiemos, Ricardo Alfonsín, Miguel Lifschitz y Margarita Stolbizer celebraron juntos los 35 años de la vuelta de la democracia en un acto con gusto a lanzamiento.

Mientras coquetean con el peronismo -el trío compartió una foto con Sergio Massa la semana pasada- los dirigentes organizaron el "encuentro progresista" con la consigna de armar una "agenda" de centroizquierda y el deseo de mostrarse como una alternativa opositora que "salte la grieta".

"Podemos asumir que no tuvimos la audacia suficiente, pero no nos tenemos que hacer cargo de los bolsos de López ni del desastre de la economía actual. Por eso tenemos autoridad política y moral para convocar a un nuevo proyecto para la Argentina", aseguro el gobernador de Santa Fe, quien consideró que Cambiemos fue una "buena coalición anti K, pero sin proyecto y por eso se agotó".

Stolbizer también cargó contra el oficialismo. Lo criticó por haberse ido a "arrodillarse nuevamente ante el FMI a costa de nuevos ajustes" y apuntó contra varios dirigentes de Cambiemos, incluida Elisa Carrió.

"Rechazamos que la pobreza se resuelva con propinas de ricos hacia los pobres", aseguró y lamentó que en el último recambio de Gabinete Macri no haya removido al rabino Sergio Bergman de la cartera de Ambiente. "Lo último que supimos de él fue que entró de un viaje con dos TV Leds".

Por su parte, Alfonsín -el radical más crítico de Cambiemos- consideró que con la honestidad no alcanza. "Se puede ser honesto y bajarle los impuestos a los ricos", apuntó.

Los dirigentes evitaron definir si este espacio tendrá un correlato electoral. "Algunos están, ansiosos, yo también. Ya va a llegar el momento de agregar otros propósitos", afirmó Alfonsín, mientras que Lifschitz aclaró: "No es tiempo de candidaturas pero sí de construir las bases para el año que viene tener representación de un modelo ético, democrático, de desarrollo con inclusión social".

Los referentes del radicalismo, el GEN y el socialismo compartieron escenario con una bandera argentina de fondo. La apertura del evento, en Palacio Alsina, estuvo a cargo de los intelectuales, Beatriz Sarlo y Alejandro Katz. Por video, mandaron saludos el neurocientífico Facundo Manes, el titular de Libres del Sur, Humberto Tumini, el cegetista Pablo Micheli y el ex gobernador Antonio Bonfatti, entre otros.

La idea de armar una tercera opción que "salte la grieta" macrismo-kirchnerismo motivó a principio de año los primeros encuentros entre Lifschitz, Stolbizer y Alfonsín. También habían convocado a Martín Lousteau, pero el ex embajador sólo participó de una primera reunión y hoy se mueve dentro de la órbita de Cambiemos.

La idea de salir de la polarización también llevó al trío a fotografiarse la semana pasada con Sergio Massa - aún socio de Stolbizer- en una charla organizada para empezar a trabajar un "acuerdo programático y ético" entre las fuerzas.

"Progresistas, radicales, socialistas, renovadores. Lo importante es la Argentina que queremos: la del crecimiento y desarrollo, contra la del ajuste y el FMI", había dicho en esa oportunidad el tigrense.

Sin embargo, aseguran, ni el acto ni las fotos tienen un correlato electoral. Más allá de sus duras críticas hacia el Gobierno, Alfonsín integra Cambiemos y aunque el descontento con Mauricio Macri creció en el partido, la cúpula no tiene pensado cambiar de estrategia ni Alfonsín piensa romper. Sus fichas están puestas en dar el debate en la próxima convención nacional, que aún no tiene fecha, para lograr acarrear al espacio a una alianza con "partidos que piensen más parecido".

La líder del GEN mantiene viva todavía la alianza con el Frente Renovador, pero observa de cerca la vuelta de Massa al peronismo y advierte que su partido no está dispuesto a participar dentro de una interna del PJ.

Por su parte, Lifschitz perdió la oportunidad de renovar su mandato cuando se cayó la reforma de la constitución santafesina. Insiste con que el progresismo vuelva a tener ser una alternativa nacional, pero evita definiciones.

"El clima social no está para poner el foco en lo electoral", dicen en Santa Fe. 


Recién en marzo del año que viene -y depende de cómo se haya configurado el esquema nacional- estiman que llegarán las primeras definiciones.

Te puede interesar